Betrián Peluqueros

Seis trucos para combatir el encrespamiento

Sabemos que el encrespamiento es tu gran enemigo si tienes el pelo ondulado o rizado, pero también los pelos lisos y desnutridos pueden sufrir este efecto. Hemos pensado en terminar con tu eterna batalla, aquí tienes varios trucos para que el encrespamiento por fin pase a la historia.

La importancia de los productos

La base de una buena melena es un buen lavado. Llega la hora del baño y te apetece ducharte con agua bien calentita. Gran error. Es muy importante la temperatura, pues el agua tibia e incluso fría, ayudará a evitar esos rizos descontrolados. Utiliza un champú anti-encrespamiento de forma suave y después aplica un acondicionador o mascarilla. Este paso resulta esencial para hidratar el cuello cabelludo, y aunque lo podemos repetir en cada lavarlo, nunca hay que ponerlo en la raíz, siempre de medios a puntas para que no se engrase.

No al secador

El calor afecta a la hidratación y daña la estructura del cabello. Secarse el pelo al aire libre es lo más recomendado y con este tiempo va apeteciendo más pero, ¿qué hacemos en invierno? Evitar las toallas, sí, lo más beneficioso es enrollarse una camiseta de algodón durante diez minutos y nunca frotarnos el pelo con ella.

Desenrédate sin prisa

Péinate con cuidado, dedícate tiempo y utiliza los instrumentos adecuados. Los peines de púas anchas, y a ser posible de madera o fibra natural evitarán la electricidad estática que provocan los cepillos de plástico. Si tu deseo también es conseguir más brillo, prueba a utilizar aceite de argán: un par de gotas en la mano a esparcir por las puntas, siempre que el pelo esté ya seco.

Productos sin alcohol

Evitar gominas, espumas o mouses con alcohol, ya que es uno de los elementos que más reseca el pelo.

La laca como gran dominante

Debes elegir un buen producto y, claro, que no contenga alcohol. La laca es un básico para controlar los pelos muy rizados. Tienes dos opciones: la primera es vaporizarla a unos 30 centímetros, de forma que las partículas se distribuyan de forma equitativa; y la segunda consiste en aplicar laca en las manos y pasarla de forma uniforme por todo el pelo. Con cualquiera de estas dos formas conseguirás suavizar tu cabello y conseguir una estructura uniforme.

El corte que te beneficia

El corte de pelo también ayuda a combatir el encrespamiento. Una melena larga ayuda a que el cabello esté menos erizado porque tiene más peso en las puntas. Pero si lo tuyo no es el pelo largo, lo ideal sería un corte que acabe en pico y no recto por completo.

Dale una oportunidad a tus rizos y empieza a llevarte bien con ellos. Estos consejos mejorarán vuestra relación y estarás orgullosa de ellos ¡empieza ya a presumir!

Post a Comment

cuatro + 6 =