Betrián Peluqueros

Protegidos contra la COVID-19

Aunque ya hace un año desde que el coronavirus apareció en nuestras vidas, todavía hoy seguimos adaptándonos cada día a convivir con él. Para todos resulta esencial que al entrar en un lugar este nos genere confianza y seguridad de que estamos protegidos ante infecciones. Aunque sí que es cierto que hay ciertas normas de prevención que son impuestas por las autoridades sanitarias para los salones de peluquería (como el uso obligatorio de mascarilla o la fijación de un máximo de aforo); para nosotros es vital que nuestros clientes se sientan como en casa y con la tranquilidad de que Betrián Peluqueros es un salón libre y protegido contra la COVID-19.

Cuando cruces las puertas de nuestro salón, caminarás seguidamente durante unos segundos sobre una alfombrilla desinfectante que te ayudará a limpiar las suelas de tus zapatos. Después, en el mostrador dispondrás de gel hidroalcohólico con el que desinfectar tus manos. Si después de este paso te apetece un café para amenizar la breve espera, solo tendrás que comunicárnoslo y lo tendrás entre tus manos en unos segundos. Mientras te lo tomas, verás que en el recibidor disponemos de un medidor de la calidad del aire, que nos avisa cuando este empieza a cargarse y es recomendable abrir la puerta para ventilar.

Una vez ya pases al salón te sentarás en el sillón para lavar tu cabello. Y este ya habrá sido desinfectado recientemente, igual que el resto de elementos que te rodean y que vas a utilizar durante tu estancia en la peluquería: lavacabezas, reposabrazos, mostradores… Cuando el profesional se disponga a empezar con tu tratamiento o corte del cabello, te pedirá que cambies de sillón, frente a los espejos. Dado que contamos con un espacio muy amplio para trabajar, nos ha sido posible mantener una distancia de seguridad entre los sillones superior a los dos metros exigidos por las autoridades sanitarias.

Por supuesto y desde el primer momento, recordamos que es obligatorio el uso de mascarilla. Como complemento a la ventilación periódica contamos con un purificador de aire situado en el techo del salón, que emite ozono para que los aerosoles se posen y evitar que permanezcan flotando en el ambiente.

Tomamos todas las medidas que están en nuestra mano para que solo tengas que preocuparte de relajarte y disfrutar cuando entres al salón. Contra el coronavirus, juntos somos más fuertes.

 

 

Post a Comment

uno + 20 =