Betrián Peluqueros

Cuida tu alimentación y estarás cuidando tu cabello

Cuando queremos mejorar la salud de nuestro cabello solemos acudir a la industria cosmética, que se ha encargado de elaborar sus propias soluciones para cada problema: sequedad, encrespamiento, puntas abiertas… A pesar de que lo más importante es acudir a los consejos de tu profesional de confianza, si garantizamos un buen aporte de nutrientes a nuestro cabello a través de la alimentación vamos a partir desde el principio con una gran ventaja.

Es incuestionable la importancia de la alimentación para mantener la buena salud física y mental, pero no solamente es fundamental para cuidarnos por dentro, sino también para cuidar nuestra apariencia. Incluir vitaminas, proteínas y minerales a través de los alimentos será de gran ayuda para asegurar el bienestar y el buen aspecto del cabello. ¡Y no solo eso! Nuestra piel y uñas lucirán mucho mejor solo con prestarle algo más de atención a lo que comemos: vitaminas, antioxidantes, grasas saludables… ¿Quieres saber cuáles son los mejores nutrientes para cuidar la salud de tu cabello? ¡Sigue leyendo! Ahí van algunos de ellos:

El omega 3 es un tipo de grasa saludable que resulta fundamental para mantener la buena hidratación del cabello. Los alimentos con este nutriente tienen propiedades regeneradoras que mejorarán el aspecto de nuestro cabello (y también de las uñas y de la piel, dado que nos ayudará a mantener fuertes los folículos pilosos y las cutículas. Aunque el organismo no produce omega 3, sí que asimila cantidades significativas cuando se toman alimentos como el salmón o el aceite de oliva. Estos alimentos contribuirán a reparar el tejido dañado y nos ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro, debido a su gran cantidad de antioxidantes.

Los vegetales son un alimento que no puede faltar en cualquier dieta… y con dieta no nos referimos a un proceso de adelgazamiento, sino a los hábitos alimentarios del día a día. Las frutas y verduras tienen enormes beneficios para nuestra salud en todos los aspectos, y entre ellos, el cuidado del cabello. Concentran importantes cantidades de vitaminas A y C, esenciales para estimular la segregación de los aceites que mantienen un buen nivel de hidratación. En concreto, los cítricos (naranja, limón, pomelo…) sobresalen por su aporte de vitamina C, nutriente necesario para prevenir la rotura del cabello y uñas.

Las legumbres, como fuente principal de biotina, hierro y aminoácidos, promueven el crecimiento del cabello y el estímulo de las células del folículo piloso. Además, también son recomendables para el cuidado de las uñas, pues minimiza las grietas y el debilitamiento.

¡Los deliciosos frutos secos! Mejoran la producción de grasas naturales en el cuero cabelludo y fortalecen la estructura de las uñas. Asimismo, apoyan su proceso de crecimiento y ayuda a mantener su perfecto estado.

Seguir una dieta equilibrada y basada en alimentos no procesados será clave para la salud tanto de lo que no se ve como de lo que sí se ve… En el caso del cabello, la buena alimentación tendrá todos los beneficios que te hemos contado pero, como siempre decimos, acudir a tu salón de confianza y dejarte aconsejar por tu profesional en cuanto a productos y tratamientos, será siempre la mejor opción.

Post a Comment

3 × 4 =